Cita con la eternidad

26 Nov Cita con la eternidad

 

Novela
Editada por RD Editores (Sevilla, 2008). Rústica con solapas. 23,5 x 15 cms. 418 páginas.
ISBN 10: 849667259 / ISBN 13: 9788496672598

El comisario siempre había estado solo y ni siquiera su propia familia comprendía su conducta esquiva. Nunca fueron capaces de entender que el instinto asesino del cazador, que anidaba en el fondo de su alma, le obligaba a evitar, en la medida de lo posible, la compañía humana.
Irene también estaba sola, aunque careciera por completo del aliento del cazador. Estaba sola porque se había enamorado para siempre de un hombre al que no había visto nunca. No podía haberlo hecho porque ese hombre sólo vivía en las páginas de los libros. Un detective privado que contaba sus experiencias amorosas por amargas decepciones.
Dale era un detective de novela y como tal estaba condenado a quedarse solo cuando el libro alcanzara su última página. Su pasado, y por tanto su identidad, se reducía a los casos en que había intervenido en poco más de una docena de novelas cuyo autor había muerto hacía ya algunos años.
Los muertos de la plaza también estaban solos, aunque eso no les hacía diferentes del resto de muertos de la historia. El problema es que también parecían haber estado solos en vida, terriblemente solos. Tan solos que, en el instante anterior a su muerte, ni siquiera ocupaban el espacio en el que yacerían para siempre. Al menos eso es lo que aseguraban los numerosos testigos que afirmaban que aquellos cadáveres habían aparecido de súbito ante sus ojos.
Esos detalles carecían, sin embargo, de importancia para el comisario, ya que él sólo tenía que encontrar al culpable y nada ni nadie iban a impedirle consumar su última cacería, aunque para ello hubiera de soportar la compañía de un detective de novela y de una mujer que ponía en duda la consistencia del mundo real. Lo que el comisario no sabía era que esa investigación les iba a llevar a todos ellos hasta las puertas de la eternidad.

Comprar libro

No hay comentarios

Publica un comentario