Terraza de Verano de L’Eliana (2018)

POST 109.1

20 jun Terraza de Verano de L’Eliana (2018)

 

Un año más, y ya van quince, he diseñado la programación del Cinema d’Estiu de mi pueblo, L’Eliana. Los doce primeros por «obligación», ya que ocupaba el puesto de programador cultural en el Ayuntamiento de L’Eliana, y estos tres últimos como simple vecino al que los responsables municipales, el alcalde Salva Torrent en este caso, le otorgan la confianza. En ambos casos un placer.
Una programación que ha estado y está marcada por la obligada continuidad de algo que está funcionando —en número de espectadores, en torno a los 20.000 por temporada, en prestigio, tenemos un Premio Turia, y en satisfacción de los espectadores, me han contado más de un caso de vecinos que acuden a la Terraza sin saber lo que hay programado para esa noche porque están seguros de que será una buena película— pero también con los cambios y ajustes que la experiencia de cada año nos demanda.

POST 109.2
Este año esas pequeñas mejoras —con esa intención se han hecho— se concretan en una mayor apuesta por un cine más reciente —hay algunas películas que no estaban estrenadas cuando se confeccionó la programación y otras que ni siquiera lo estarán al inicio de las proyecciones—, en la insistencia en el cine de animación de vocación familiar y en la elección de la comedia como género más ajustado a las condiciones y necesidades de una proyección veraniega al aire libre, con el bocata en una mano, la cervecita en la otra, el helado esperando en el bar y el vecino o el amigo como compañero de silla.


Comenzamos este fin de semana con Los archivos del Pentágono, una buena película de Steven Spielberg, con la libertad de prensa como telón moral de fondo. Y a partir de ese momento y hasta el domingo 2 de septiembre —con el parón obligado y lógico de las fiestas patronales— se proyectarán 26 películas en 61 sesiones que, como de costumbre, tratarán de ofrecer lo mejor de la temporada pasada, de modo que el vecino que, por la razón que fuere, se haya perdido algunas de esas películas las pueda recuperar en nuestra Terraza.

POST 109.3
Como siempre, agrupadas en esos tradicionales bloques que reservan de lunes a jueves para un cine más exigente y los fines de semana para un cine más familiar y de mayor alcance popular, lo que no quiere decir que sean mejores o peores películas —Ready player one, de nuevo de Spielberg, es una muy buena película que encuentra su acomodo en ese cine de fin de semana—, sino que responden a planteamientos de producción y distribución diferentes.

POST 109.4
Comenzaremos este breve repaso por la programación con los más pequeños de la casa, con cuatro productos de esa animación contemporánea que ya no es la de antes —cuando los papás dejaban al niño en una sala y ellos se iban a  otra— sino que vale, con diferentes lecturas, para grandes y chicos: Peter Rabbit, Sherlock Gnomes, Hotel Transilvania 3 y Los increíbles 2.

POST 109.5
Continuamos por otro gran bloque, el de la comedia española, con cinco títulos: Campeones, de Javier Fesser, una de las sensaciones de la temporada, una historia cargada de humanidad y con voluntad normalizadora de situaciones y circunstancias que deberían ser normales sin más; La tribu, un divertimento en clave musical con Paco León y Carmen Machí; Sin rodeos, con el reconocible y delirante sentido del humor de Santiago Segura; Que baje Dios y lo vea, con un grupo de monjes tratando de ganar el Mundial de fútbol del Vaticano para salvar su convento; y Mi querida cofradía, una comedia andaluza con nuestro persistente machismo en el centro de la diana.

POST 109.6
Aunque la comedia sea algo muy nuestro, el cine español no se agota, ni mucho menos, en este género, y en la programación se incluyen dos buenos ejemplos: La librería, la última película de Isabel Coixet, un drama con tonos amables sobre los libros y la lectura; y El cuaderno de Sara, esta segunda con tintes bastante más dramáticos y con una historia sobre la solidaridad y esos otros mundos que tan lejos y tan cerca están de nosotros.

POST 109.7
El apartado comedia se completa con algunos productos que contemplan el género desde otras perspectivas: el musical, en Mamma mia: Una y otra vez, la nueva entrega de esta popular historia que, este año, cerrará la programación de nuestra Terraza; el drama, en Lady Bird, un sólido relato sobre las relaciones con los padres en el momento de comenzar a volar por cuenta propia; o la propia comedia pero con algunos tonos negros en la recámara, en Tully, un film que se va a estrenar esta misma semana.

POST 109.8
Pero la comedia no es el único género, también tenemos dos ejemplos de terror, Un lugar tranquilo, una propuesta muy sugestiva dentro de este apartado de films; y Down a Dark Hall, que todavía no se ha estrenado —y que igual lo hace con otro título—, un film que, lógicamente, desconozco pero que está firmado por el español —en territorios de Hollywood— Rodrigo Cortés, el responsable de la sobrecogedora Buried / Enterrado. El thriller llega con un par de buenos ejemplos, Molly’s Game, con el universo del juego de por medio, y Gorrión rojo, una historia de servicios secretos en nuestra moderna guerra fría.

POST 109.9
No podía faltar la película de Woody Allen, buen amigo de los cinéfilos de L’Eliana, Wonder Wheel, esta vez en clave más ácida de lo habitual; ni tampoco las dos grandes sensaciones de los pasados Oscars, Tres anuncios en las afueras, un buen thriller con una gran Frances MacDormand, y La forma del agua, una fantasía del mexicano Guillermo del Toro, con los amores entre una marginada joven sordomuda y una criatura anfibia que ha sido capturada por los servicios de inteligencia norteamericanos.

POST 109.10
Una programación que hemos pretendido que recorra, sin perder nunca el buen gusto y el interés, todo el arco cinematográfico, desde las grandes superproducciones como la recién estrenada Jurassic World: El reino caído, o la nueva entrega del agente Ethan Hun y su grupo, Misión Imposible: Fallout, hasta ese cine más pequeño y cargado de emociones, como La casa junto al mar, una pequeña joya del francés Robert Guediguian, que reflexiona sobre los retos de la vieja izquierda ante las nuevas realidades sociales.

POST 109.11

No hay comentarios

Publica un comentario